jueves, 15 de septiembre de 2011

DÁNDOLE AL TRICOT

Hace tiempo encontré este maravilloso hilo para tejer una bufanda, para mi sorpresa no me alcanzó y cuando fuí a comprar más, ya no había en la tienda. Y el trabajo llegó hasta allí, quedó en  mi cajón de los proyectos a la mitad. En mis vacaciones de medio año fui a la capital del país y que creen viendo cositas de aquí y de allá, encontré el hilo y lo compré todo (para que no me falte) y continué tejiendo y así se ve la bufanda ahora.

PUNTILLA A CROCHET Y OTRA COSITAS

En una revista encontré el patrón de esta puntilla, ya falta poco para terminarla, la voy a poner en un peticote de los que se usan con la pollera.  Pero eso es harina de otro costal, porque con los talcos y calados tengo para varios años más trabajando.
El que si quiero terminar antes es el sueter de soles rosados que les muestro acá, cada sol se hace bien rápido pero son un montó los que me faltan. Ando por ahí como sombi tejiendo y tejiendo cada ratito que me queda libre, cuando voy en el bus (dos horas) para la universidad los domingos tejo varios, para ver si estreno en diciembre.

AVANZANDO LENTO


Entre rato y rato sigo marcando y he avanzado bastante en mi juego de costurero, el encuentra tijeras ya está listo y el guardatijeras solo falta armarlo. y ahora a empezar el guarda alfileres y agujas.

mi ayudante

Cuando enciendo la compu para trabajar la primera que llega es nuestra gatita "Linda". Parece que le encanta el calorcito o lo suave del teclado. Me desconfigura la pantalla y toca todas la teclas y que problema si trato de quitarla. Ella sabe que es la más linda de todos los gatos que hay en casa.