jueves, 10 de octubre de 2013

PARA NOEMÍ







Hace varios años le regalè a mi hermana Noemí un pequeño costurero. Bueno parece que se le quedó chico y siguiendo con las estrategias aprendidas de mi papá, me informó que necesitaba un costurero más grande. De allí en adelante comencè con la búsqueda de lo que sería su nuevo costurero. Encontré una caja de madera bien barata en una tienda para la que realicè los bordados y puse a toda la familia a trabajar, como había que desarmar la caja llegò al taller de papá y Rodrigo mi sobrino se encargó de quitar todos los tornillos, y después de poner todas las telas en su lugar le tocó a Luis, mi esposo poner las bisagras. Yo soy bastante buena con los hilos y las agujas, pero los destornilladores y alicates no me simpatizan.
El día del cumpleaños de Noemí estuvo listo su nuevo costurero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nunca imaginé que todos trabajaron en mi regalo, lo cierto es que está espectacular. Ya lo estoy utilizando y lo llevé a la oficina para "plantillarlo"...Gracias a todos!!
Los quiero mucho Noemí