domingo, 25 de octubre de 2015

UNA RELIQUIA




Hoy estuve haciendo limpieza en mis cajas de materiales y herramientas para manualidades, y entre cosas que estoy segura nunca voy a utilizar y otras que ya ni me acordaba que tenía, me encontré este bordado que hice hace casi de 40 años, cuando hacía mi incursión en el punto de cruz. Tenía alrededor de 15 años y me demoré bastante como un año. Hace años este pavo real (uno de mis animales favoritos por su colorido) era un cuadro en la pared de mi sala, el tiempo y unas polillas en el marco,  hicieron estragos en la tela y la quité para una restauración. Y que creen pasando de caja en caja se me olvidó y ya ni me acordaba de él.
Lo más curioso es que por un lado encuentro el cuadro y en la caja siguiente el patrón de donde lo saqué que sigue intacto, es de una revista "La Familia" que tenía mi abuela y me dio el patrón que venía en el centro cuando le dije que estaba bonito para que lo hiciera.
Cómo veía en ese tiempo y sin lentes, directo sobre la tela, sin lupa. Manta sucia es la tela y los hilos no me acuerdo la marca porque los patrones en ese tiempo no tenían la carta de colores, todo al ojo de la bordadora
¡Abuela que trabajo más difícil me pusiste a bordar!  El que le encuentre lo errores se gana un premio.

No hay comentarios: